Pilar Pons, nuestra aliada y especialista en suelo pélvico » Blog Vidasec

Para más información llámanos gratis al
900 19 20 20

Tienda online
Menú

Pilar Pons, nuestra aliada y especialista en suelo pélvico

Pilar Pons es una de esas mujeres que transmite confianza y seguridad en lo que hace, que pisa fuerte y no se resigna a que otras mujeres no disfruten de su sexualidad y de su vida.

Es fisioterapeuta especializada en vaginismo y suelo pélvico, y en esta entrevista rompe tabúes y nos ayuda a ver que no estamos solas. ¿Tienes algún problema sexual o de suelo pélvico? ¡Anímate a hablarlo, es el primer paso para ponerle remedio!

-¿Cuál es el perfil medio de quienes acuden a tu consulta, y los motivos principales?
En estos momentos el perfil de mujeres que acuden a mi consulta está entre 35 y 70 años por pérdidas de orina ante los esfuerzos, y de 24 a 50 años por vaginismo.

-Pérdidas de orina, vaginismo… son situaciones mucho más frecuentes de lo que creemos y sin embargo hay todo un tabú alrededor de ellas, ¿a qué crees que es debido?
Se habla poco, porque a nadie le gusta decir que se le escapa el pipí o que no puede tener relaciones sexuales con penetración. A pesar de que últimamente las mujeres han empezado a hablar de estos temas, con las amigas sobre todo, falta normalizar estas situaciones para llegar a solucionarlo lo más pronto posible y no dejar que el tiempo acentúe los síntomas.

-Muchas mujeres oyen hablar por primera vez del suelo pélvico y son conscientes de esa zona de su cuerpo después de tener a su primer hijo, ¿es fácil, en esos casos, devolver el tono muscular a la zona?
Es cierto que desde hace unos años, en la preparación al parto, las comadronas informan sobre el suelo pélvico y alertan de su posible deterioro en el embarazo y en el parto. Gracias a ello, muchas mujeres toman conciencia de su cuerpo y buscan ayuda. Si se hace una buena rehabilitación y se tienen en cuenta los medios necesarios para reconocer los enemigos del suelo pélvico y combatirlos, se puede tener un suelo pélvico armónico y confortable.

-En tu web, perfil de Instagram, etc, explicas distintos ejercicios para fortalecer el suelo pélvico, ¿habría que empezar a practicarlos antes de que aparezca el problema?
Sería estupendo que desde niñas y adolescentes conociéramos bien nuestro cuerpo, para tener en cuenta nuestros genitales y sus funciones, tanto fisiológicas como su capacidad de recibir placer.

Los buenos hábitos (número de veces por día que vamos al baño a hacer pipí, lucha contra el estreñimiento, corrección postural…) deberían empezar en la niñez, vía familia o escuela. El cuidado de la vagina puede empezar ya en la adolescencia, dirigiéndola a tener confort y un buen tono muscular, mediante la práctica de ejercicios.

-¿Por qué ejercicio sencillo debería empezar alguien que quiera comenzar a ejercitar su suelo pélvico? ¿Puede hacerse sola en casa o es necesario, al menos al principio, empezar bajo supervisión de un profesional?
Se puede empezar a hacer ejercicios sola y a cualquier edad, eso sí, teniendo en cuenta ciertas premisas: no apretar otros músculos que no sean los que queremos ejercitar, no retener el aire mientras lo hacemos y descansando entre uno y otro, el doble de tiempo del que hemos contraído.

Por ejemplo, tomo aire por la nariz y mientras lo voy sacando, contraigo los músculos del suelo pélvico, solo esos, aguanto unos segundos (5, 10, 15 o 20) y descanso el doble de ese tiempo, para volver a empezar con el siguiente. Para identificar estos músculos, pienso en cerrar como si quisiera detener el pipí.

Evidentemente, va muy bien si la mujer hace al menos una vez en su vida rehabilitación supervisada por una profesional. Siempre digo que una vez has entrado en la filosofía del cuidado del suelo pélvico, nunca más lo olvidas, y te dedicas primero a evitar y después a tratar.

-¿Son buenas las bolas chinas? ¿O se usan muy a la ligera sin tener muy claro para qué sirven?
Las bolas chinas o esferas, tal como se las denomina actualmente, van muy bien para estimular el suelo pélvico. Tendríamos que tener en cuenta el peso de la esfera; si la mujer tiene la vagina muy dilatada y con poco tono, pues no podrá retenerla.
Hoy en día tenemos muchos recursos para fortalecer el suelo pélvico. Aparte de los ejercicios, contamos con aparatos que nos hacen más divertida la terapia, como son los conos vaginales, los masajeadores internos (vibrador), ejercitadores musculares de muchos tipos, incluso unos que funcionan con el teléfono móvil.

-¿Recomendarías Vidasec a las mujeres con incontinencia de esfuerzo? ¿Qué ventajas destacarías respecto al uso de las tradicionales compresas?
Con los años he llegado a trabajar con unos “imprescindibles”, como yo les llamo. Es decir que he ido encontrando recursos para las mujeres, que me dan plena confianza, así que los recomiendo plenamente. Pueden ser unas esferas concretas, un masajeador especial, etc. Siempre remarco que no cobro por ello, así que cuando encuentro un producto mejor, también lo digo.

Vidasec ya es uno de esos “imprescindibles” en mis tratamientos y los propongo a mis pacientes con incontinencia de esfuerzo , porque les permite tener libertad en muchos sentidos. Pueden hacer actividades con ciertos impactos (bailar, hacer gimnasia, jugar a tenis, correr…) que de otra manera no podrían, y con la total confianza de que no van a tener pérdidas.
No estoy diciendo que sean la solución del problema en sí, pero permiten a la mujer, mientras hace rehabilitación, continuar con su vida diaria, sin la molestia de llevar compresas. Creo que usar compresa es algo casi indigno.
Además de recomendar Vidasec para las pérdidas de orina, también lo hago en aquellos casos en que por prolapso (descenso de las vísceras) la mujer deja de hacer alguna actividad con impacto abdominal. Se muestran muy tranquilas al usarlo y además contentas por hacer aquello que les gusta y les va bien para estar en forma.

Los tampones son un gran descubrimiento para el cuidado femenino. A mi me sorprendieron mucho cuando los conocí y enseguida pensé que los iba a “adoptar”. ¡Felicidades a Vidasec por darnos libertad!

Comentanos que te parece

Tu dirección de correo no será publicada. Todos los campos son obligatorios.