Conocer tu cuerpo, la clave para prevenir » Blog Vidasec

Para más información llámanos gratis al
900 19 20 20

Tienda online
Menú

Conocer tu cuerpo, la clave para prevenir

Desde este blog ya te hemos hablado varias veces de cómo el buen estado del suelo pélvico influye (y mucho) en tener una buena salud urinaria, pero… ¿te suena a chino eso del suelo pélvico?

En realidad es muy normal que éste sea el gran desconocido de nuestro cuerpo…. Especialmente en el caso de las mujeres, existe la idea errónea de que el urólogo es solo cosa de hombres, que no va con ellas. Pero tranquila: vamos a explicarte en qué consiste el suelo pélvico, para que seas más consciente de cómo puedes prevenir futuros problemas de incontinencia.

Explicado de forma muy sencilla, el suelo pélvico sería un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la parte más inferior de la cavidad abdominal. Ésta cavidad se divide en diferentes planos: el más superficial (como el esfínter externo), plano medio (esfínter estriado de la uretra) hasta el plano más profundo (elevadores del ano).

¿Su principal función? Sostener los órganos pélvicos (vejiga, uretra, útero, vagina y recto) en la posición adecuada, para asegurar su normal funcionamiento, sin olvidar otras funciones no menos importantes: evitar que aparezca incontinencia urinaria, ayudar a la etapa expulsiva del parto, asegurar la estabilidad lumbar…

Para poder cerrar por completo la parte más inferior de esta cavidad abdominal, toda esta estructura se “apoya” en una especie de ligamentos transversales entre el coxis y en el pubis: el suelo pélvico

Normalmente el suelo pélvico cumple su función… pero si por cualquier motivo se debilita, las estructuras que sostiene descienden y por lo tanto se altera su función.

La incontinencia urinaria se da sobre todo a partir de la menopausia, pero no es el único motivo. Las mujeres a partir de 35 años que han pasado por uno o varios partos vaginales, o bien que practican deportes con un sobreesfuerzo, es posible que sufran pérdidas de orina en algún momento de su vida.

¡Empieza a tomar control sobre tu cuerpo!

Y aunque puedas pensar lo contrario, ¡no son en absoluto malas noticias! Y es que ahora que ya conoces un poco más sobre tu cuerpo, tienes más armas para evitar la incontinencia de esfuerzo. Desde el blog ya hemos hablado cómo los ejercicios de Kegel o incluso las bolas chinas pueden servir para evitar que el suelo pélvico se debilite y se “descuelgue”.

Estos métodos de prevención no son incompatibles con usar Vidasec, ¡más bien al contrario! Tener pérdidas de orina no es sinónimo de perder tu autonomía y autoestima. Los tampones contra la incontinencia Vidasec no recogen la orina, sino que presionan la uretra para evitar su salida, por lo que irás seca…¡hasta 12 horas al día!

¿A que suena tentador? ¿Te aseguramos que si pruebas Vidasec no te arrepentirás! Si no estás segura de cuál será tu talla, te recomendamos que empieces con la talla regular. Pide el Kit Tampón Vidasec, con el que además te regalamos un práctico porta-tampón, perfecto para llevar tu Vidasec a todos lados.

¡Y no olvides seguirnos a través de Facebook, Twitter, Instagram, Google+ y YouTube para estar al tanto de todas las novedades!

Comentanos que te parece

Tu dirección de correo no será publicada. Todos los campos son obligatorios.